Los perros iniciados los trabajo todos los días para ir viendo el potencial de cada uno, los llevo al campo donde les saco. Le doy perdices ya que aquí en Andalucía tenemos la suerte de tener abundancia.
A los jóvenes de corta edad los saco al campo y les dejo libertad para no recortarlos ni quitarle esa pasión. Cuando van llegando al año les voy corrigiendo la muestra, encuadrando y poco a poco les voy haciendo los respetos para ir terminar.
El cobro se lo toco un poco menos ya que el Braco tiene el cobro innato.
Cuando tienen aproximadamente 1 año si van a ser perros de puesto les voy metiendo el “quieto”, el “sit”, y cobrar a la orden.
Les enseño el cobro en el agua para las acuáticas, aunque sin duda el Braco es un ágil nadador y cobrador.
En la búsqueda es importante que de lazos de un lado hacia otro para adelante, encuadrándolo en el terreno.
En la muestra se corrige un poco a los que la flexionen. Tras eso aprenden el respeto al tiro para san huberto y otras competiciones, esto a partir del año de edad.