Con LunaMi entusiasmo por la caza creo como a casi todo cazador, viene dada por abuelos y padres, quienes te van trasmitiendo ese gusanillo que termina por ser una afición innata.

Empezó cuando tenia la corta edad de 10 años, ya me gustaba la caza puesto que salíamos mi hermano y yo con mi padre, gran cazador y mejor aficionado a los perros.

Yo empecé a cazar de morralero con podencos de conejos ya que teníamos una jauria y salíamos con mi padre y con los amigos. El primer perro de pluma que tuve me lo regalaron. Era una perra de raza Braco alemán que conseguí con esta edad, era jaspeada en negro muy bella y con muchísima afición a la caza, atendía por el nombre de “LUNA”. Magnífica con la corta edad de 5 meses ya le cobraba unas perchas de zorsales de 20 y veintitantos, era inmejorable.

Después cuando me pude sacar el permiso de armas empecé a criar perros. Siempre he procurado criar con padres buenos, por eso el refrán de padres cazadores hijos cazadores.

En la actualidad tengo 6 perros, 3 hembras y 3 machos.

Con las hembras cazo para que trasmitan los genes de buenas cazadoras y a los machos los adiestro y preparo para la competición, los machos que no me sirven para competir los entreno para caza y los vendo como perros iniciados.

El Braco Aleman es sin duda el perro que más me gusta por su polivalencia.
Aunque me gusta cualquier perro que sea bueno como a todo el mundo, el braco me llena más que ninguno por su carácter, belleza y por su polivalencia.

Es un perro de rastro, de pluma, de pelo que trabaja en campiña, en monte, se adentra en el agua sin problemas, es un magnifico cazador.

Sentado con Luna

Las zonas donde cazo son Sierra Morena y la vega del Guadalquivir que esta situada bajo esta sierra con tan bellos parajes y campiñas extensas con abundante perdiz roja, codorniz, tórtola, paloma torcaz y zorzal.Mi Afijo es “ DE FTE PALMERA “ que es el pueblo donde tengo a los perros, donde cazo y donde adiestro a los canes, los tengo en el campo y tengo bastante sitio donde sacarlos. Salen todos los días al campo dándoles así oportunidad y contacto con la caza.

Con Luna